Personal policial que realizaba tareas de prevención en cercanias de la terminal de ómnibus la localidad MACHAGAI, como así en otros sectores de dicha localidad, teniendo en cuenta ésta época estival donde existe migraciones y arribo de personas de distintas ciudades importantes. A tal efecto y conforme lineamientos de la cúpula policial y de la Jefatura de Drogas Peligrosas se identificó personas en cercanías de la terminal de micros, observando un joven sujeto que al observar la prevención, trató de alargar sus pasos y evitar ser identificado, pero no logró su cometido.
Al pedirle identificación documental, se determina se trataba de un menor, a la formulación de preguntas claves, el mismo respondía con evasivas y voz temblorosa. Situación que siempre concluye con algún fin inesperado, tal como ocurrió ahora, el menor exhibe sus pertenencias y se logra determinar un envoltorio con una sustancia blanca que al ser llevado a la prueba narcótica, arrojó resultado positivo a COCAINA con un peso de 52 gramos, valuada en el mercado delictual en un monto estimado de 100 mil pesos, que en ésta situación de crisis mundial, llama la atención el dinero que mueve la circulación de éstas sustancias.
Como ocurre en todos los casos, el menor fue entregado a sus familiares conforme previsiones legales en vigencia. Ésto genera un abanico de interrogantes, como ser por ejemplo si ésta sustancia era del menor para consumo o tenía finalidad la comercialización o quien podria estar detrás de ésta situación en la que hay mayores de edad con poder adquisitivo que utiliza menores para introyectar éstas sustancias, aprovechando la inimputabilidad de los mismos.
Estas cuestiones y más, ya está en la mesa de trabajo de los inimputabilidad quienes avanzan a paso firme en la lucha contra el narcomenudeo y otras acciones de mayor cuantía, equipo de trabajo a cargo del Comisario Rubén González de la cúpula policial.