En la noche del martes, en cercanías al supermercado Oriental, ubicado sobre avenida acceso ex Combatientes, de la localidad de Tres Isletas, agentes policiales advirtieron un desorden en el cual participaba una mujer con un bebé en brazos.

La mujer, de 36 años, habría estado ingiriendo bebidas alcohólicas y cargaba en brazos a una beba de tres meses la cual lloraba sin parar, según la descripción de los agentes policiales intervinientes

Los efectivos intentaron dialogar con la mujer, pero lamentablemente lejos de colaborar con los uniformados, “se tornó violenta”. Producto de ello, fue reducida y traslada a la sede policial.

Se dio intervención a la Unidad de Protección Integral (U.P.I) y al Juzgado de Paz local. La beba, de tan solo tres meses que no paraba de llorar fue asistida por una agente policial se ofreció a amamantar a la menor ya que se encuentra en periodo de lactancia. De esta manera la beba se calmó y fue contenida hasta efectivizar su resguardo.

La menor fue traslada por personal policial y de la UPI a la casa de su abuela, quien reside en una zona rural.

Por su parte, la mujer fue notificada de su detención en la causa “Supuesta infracción art. 60 y 79 de la ley 850J”, es decir, por “perturbaciones, desordenes y ebriedad”.