Finalmente, llegó el día. Miguel Ángel Russo será oficializado como nuevo entrenador de Boca. El club convocó a los medios a una conferencia de prensa a desarrollarse este lunes desde las 18 en la Bombonera. Así, el ex mediocampista, de 63 años, tendrá su segunda oportunidad como director técnico del Xeneize: ya tuvo un exitoso paso por el club en 2007, cuando condujo al plantel hacia su sexta Copa Libertadores.

Russo siempre fue el principal candidato de Juan Román Riquelme, flamante vicepresidente segundo de la institución y cabeza de la nueva estructura del fútbol profesional. Eduardo Domínguez (yerno de Carlos Bianchi) Gabriel Heinze, Ricardo Gareca, José Pekerman y Jorge Almirón fueron algunos de los nombres que sonaron como posibles reemplazantes de Gustavo Alfaro (cuyo vínculo finaliza el 31 de diciembre); sin embargo, el ex enganche se decidió por Russo, con quien compartió el hito continental hace 12 años.

Si bien la intención de la dirigencia era anunciar al nuevo entrenador “antes de Navidad”, tal como lo planteó Mario Pergolini, vice 1° de la ribera, el acuerdo económico, la conformación del cuerpo técnico y la búsqueda de un diagnóstico acabado de la economía del club tras la gestión de Daniel Angelici dilataron la confirmación.

Russo estará acompañado por Leandro Somoza y Hugo Ibarra como ayudantes de campo y Damián Lanatta como preparador físico. Desde que Hugo Gottardi, (su histórico ladero junto al profe Guillermo Cinquetti) dejó de formar parte del equipo de trabajo del DT, se sumó Somoza, quien jugó en Boca entre 2011 y 2013, y llegó a tener diferencias públicas con Riquelme.

“Un capitán es importante, pero también lo es el grupo. No sirve de nada que haya un capitán y que el grupo vaya para el otro lado. Yo me entreno y juego los domingos y nada más, no me preocupa si Riquelme me saluda o no”, dijo entonces. Pero las disidencias fueron limadas en pos de priorizar las necesidades de Boca. Ibarra, en tanto, era el ayudante de campo del Flaco Schiavi en la Reserva. A partir de la reestructuración que propone Román, el Flaco fue removido junto al grueso de los entrenadores de las Inferiores (Raúl Cascini fue el encargado de comunicarles la decisión); sin embargo, el ex lateral derecho se mantendrá en el esquema como segundo ayudante de campo de Russo.

La principal virtud que Riquelme destaca en su elegido es la capacidad para gestionar grupos y egos, rubro en el que se destacó en 2007, en un plantel con muchas figuras. La última experiencia de Russo en el fútbol argentino fue en Vélez, en 2015; en su momento, justamente había abandonado el club de Liniers para pasar a Boca. Posteriormente dirigió a Millonarios, Alianza Lima de Perú y Cerro Porteño de Paraguay. En Colombia tuvo su última gran gestión: ganó dos títulos (Torneo Finalización 2017 y Superliga 2018).

El plantel de Boca comenzará su pretemporada el jueves 2 de enero, con el reencuentro del plantel y los estudios médicos de rigor. Los entrenamientos bajo la tutela de Russo darán comienzo el viernes 3. Mientras tanto, tanto el nuevo DT como la secretaría técnica afinarán el lápiz para conformar el plantel, que tiene a varios futbolistas con un signo de interrogación respecto de su futuro (Daniele de Rossi y Carlos Tevez, entre otros) y otros nombres que se transformaron en candidatos a sumarse, como el uruguayo Facundo Pellistri (Peñarol), los peruanos Renato Tapia y Paolo Guerrero, y los enganches Nahuel Bustos y Edwin Cardona.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>