El programa de Precios Cuidados fue relanzando durante estos días, con una nueva versión que descarta muchos productos -e incluye otros- del programa vigente hasta el seis de enero. Corresponden ciertas observaciones generales, y particularmente algunas desde el territorio de los barrios populares, en este caso desde el conurbano bonaerense.

La primera de ellas se refiere a los productos que contiene la nueva lista. De los 57 alimentos de la Canasta Básica (CBA), fueron contemplados solo 34. Poder incluir en Precios Cuidados valores de referencia de todos los alimentos de la Canasta Básica hubiera sido un aporte muy importante en la lucha contra la indigencia y la inseguridad alimentaria. No olvidemos que la línea de indigencia se marca con el valor de la Canasta Básica de Alimentos.

Según el relevamiento mensual de precios del ISEPCi/IBP en los barrios populares del país, de los 34 alimentos de la Canasta Básica incorporados a los precios cuidados, 14 presentan valores más altos que los relevados por el IBP de diciembre; en 18 los precios de la nueva lista oficial son más bajos, y dos tienen los mismos importes.

Entre los productos más importantes de la CBA que no figuran, se puede mencionar en almacén: azúcar, lentejas, arvejas, puré de tomates; en verduras y frutas: no están tomates, naranjas, bananas, mandarinas, peras; y en carnicería no se encuentran el asado, los cortes para milanesas, la carnaza. Todos estos son alimentos de consumo cotidiano en la dieta de las familias.

El programa sigue adoleciendo del mismo problema estructural que tuvieron las versiones previas: está anclado en las grandes cadenas de supermercados con las que se establecen los acuerdos, sin llegar a los mercaditos (incluidos a los chinos), verdulerías, ferias francas y carnicerías de barrio. Esto presenta un perjuicio particular para los sectores de menores ingresos, que se agrega a otros que hasta ahora continúan siendo obstáculos insalvables. La falta de postnets u otros mecanismos similares en esos barrios impide recibir las devoluciones que otorgan a las tarjetas de jubilados y beneficiarios de asignaciones sociales, obligando -a los que pueden- a trasladarse a comprar a las cadenas de supermercados.

Fuente: ISEPCi

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>