El Gobierno busca bajarle el tono al conflicto mapuche: Alberto Fernández llamó a la gobernadora de Río Negro

En un intento por bajarle el tono a la disputa, el presidente Alberto Fernández se comunicó este sábado telefónicamente con la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, para dialogar sobre la escalada de violencia en el sur del país vinculada con grupos radicalizados de la comunidad mapuche. La mandataria provincial había criticado más temprano al Gobierno nacional por la falta de ayuda.

Carreras recibió esta tarde -pasadas las 14- un llamado de Fernández, con quien evaluó “la situación en la zona andina tras los ataques a instituciones públicas y privadas”, en tanto el jefe de Estado “condenó los hechos de violencia”, sostuvo la mandataria provincial en su cuenta personal de la red social Twitter.

En la semana, el Presidente y el ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, habían criticado al Gobierno de la provincia de Río Negro, que reclamó al Ejecutivo fuerzas federales para hacer frente a la escalada de violencia en el sur.

Por su parte, la gobernadora rionegrina también cuestionó a la administración de Alberto Fernández y acusó a funcionarios nacionales de “instigar la violencia” en la Patagonia

Conflicto mapuche: de qué hablaron Alberto Fernández y la gobernadora de Río Negro

“En una amable conversación, dialogaron sobre los distintos análisis de la realidad actual en la región y coincidieron en la necesidad y real posibilidad de trabajo en conjunto entre la Provincia y la Nación”, informó este sábado la oficina de Prensa de la Gobernación rionegrina.

En un comunicado, Carreras señaló: “El presidente Fernández condenó los hechos de violencia y me expresó su voluntad de colaborar para la resolución de estos conflictos”.

La mandataria provincial “agradeció la presencia de Gendarmería Nacional en la región y el apoyo que se le está brindando a la Fiscal Federal (Sylvia Little) para la investigación de los ataques perpetrados en El Bolsón y San Carlos de Bariloche”, según se informó a la prensa.

Pese a los cruces, de acuerdo con el mismo comunicado, Fernández y Carreras destacaron “el buen diálogo que siempre ha caracterizado al Gobierno que él encabeza para con la provincia de Río Negro, al tiempo que ratificaron la voluntad de seguir trabajando en conjunto”.

“Durante la charla telefónica, tanto el presidente como la gobernadora expusieron sus puntos de vista sobre cómo encarar el tema en busca de una resolución”, agregó la oficina de Prensa de la provincia de Río Negro. La gobernadora había reclamado, más temprano, la asistencia de la Agencia Federal de Inteligencia.

 

Need Help? Chat with us