Reacciones negativas en Wall Street a las nuevas medidas de Massa: “Se quedaron cortas”, resaltaron

A pesar de los vistos buenos que generó la designación de Sergio Massa al frente del “superministerio”, tras los anuncios de medidas que el funcionario realizó esta mañana, los bancos difundieron críticos informes y aseguraron que tenían “expectativas altas” pero que no es suficiente para estabilizar la crisis financiera.

Los bancos que se expresaron al respecto fueron el JP Morgan, Goldman Sachs, AR Partners y BTG. En el caso de JP Morgan, la entidad comunicó: “El set de orientaciones y medidas de políticas públicas anunciadas se quedaron cortas, probablemente, para estabilizar los desequilibrios macroeconómicos”.

Y agregó: “Los anuncios carecen, una vez más, del necesario respiro y consistencia que exigen los desafíos actuales, muy por debajo de lo que el plan de estabilización requeriría en la calamitosa situación macroeconómica actual”.

Por su parte, Goldman Sachs afirmó que Massa es considerado como uno de los pilares del gobierno argentino, “por lo que el ministro tiene más capital político y estatura que los dos ministros de Hacienda anteriores”.

“A nuestro juicio, las medidas anunciadas son decepcionantes y no llegan a un plan integral y coherente para reequilibrar la economía argentina”, manifestó.

Desde BTG hicieron hincapié en todos los anuncios de Massa, pero dijeron que “no tuvieron sustancia” a pesar de que el ex titular de Diputados “parecía darse cuenta de la fragilidad del contexto”.

En este sentido, afirmaron: “La meta de déficit de 2,5% no tenía medidas para respaldarla, y el congelamiento del financiamiento del BCRA no tiene fuentes alternativas de financiamiento. El plan es probablemente agotar la participación de los bancos en las ventas del Tesoro, por lo tanto, expandirse a través de Repo/Leliq en lugar de transferencias directas, con un resultado idéntico”.

Por su parte, AR Partners indicó que “Massa dijo el tipo de cosas que le gustan escuchar al mercado, pero estuvo lejos de las medidas de shock que estaba esperando”. Respecto a las medidas anunciadas, afirmó que “hubo pocos detalles sobre cómo lograrlo y la magnitud de mejoras que espera”.

Goldman Sachs criticó que Massa “no anunció ninguna medida de control o recorte de gasto”, mientras que JP Morgan se refirió al congelamiento de ingresos de empleados al estado y al avance de suba de tarifas: “Parecen ofrecer un impacto fiscal bajo en comparación con el requerido ajustamiento”.

BTG aclaró, sobre la baja en los subsidios energéticos: “El plan de Massa parece no tener una fuente clara de financiación. Encima de la segmentación, que dejaría a casi cuatro millones de hogares sin subsidios (por encima de las expectativas originales), el gobierno eliminaría los subsidios para niveles de consumo superiores a 400kWh, lo que supone alrededor del 20%-30% del consumo actual pagaría el precio completo, aunque la cifra podría cambiar si el consumo baja, como se esperaba”.

Por último, AR Partners también señaló: “Hubo también medidas motivadas políticamente, como el bono para los jubilados y la promesa de convencer a las empresas a mejorar los salarios para compensar los efectos negativos de la inflación -algo a lo que el FMI se opone- que podrían neutralizar otras iniciativas de consolidación fiscal”.

Need Help? Chat with us