Inflación en Argentina se acelera en mayo, alcanzando cifras cercanas al 9%

Según las estimaciones de diversas consultoras privadas, la inflación en Argentina habría experimentado un nuevo aumento en el mes de mayo, luego de alcanzar un 8,4% en abril. Se estima que el incremento de precios minoristas de este mes se situó alrededor del 9%, como resultado de factores como la inercia, los aumentos regulados y un marcado incremento en el rubro de alimentos.

Diversas consultoras coinciden en que la inflación de mayo se ubicaría entre el 8,5% y el 9,1%. Según Eugenio Marí, Economista Jefe de la Fundación Libertad y Progreso, con datos hasta el 29 de mayo, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) relevado por la entidad acumula un aumento del 9,1%, consolidando la aceleración en los precios observada en los meses anteriores. Marí destaca que esta suba de precios es la más importante y persistente desde la hiperinflación de 1990.

El rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas cerró con una variación del 9,1%, igualando la variación del IPC general. Se espera que este rubro cierre nuevamente por encima del 9% mensual, lo cual podría tener un impacto en las estadísticas de pobreza del primer semestre del año, proyectando niveles similares a los registrados en 2020, alrededor del 42/43%.

El aumento de precios regulados y la actualización de tarifas durante el mes de mayo fueron otros factores destacados por Marí como impulsores de la aceleración de la inflación. Aunque se espera que estos factores no se repitan en los próximos meses, la suba de precios en Argentina se ha estabilizado en un ritmo considerablemente superior al 7% mensual, alejándose de la promesa del 4% realizada en 2022.

Desde Analytica, Claudio Caprarulo estimó una inflación mensual del 8,9% para mayo, donde el componente inercial y el impacto de la actualización de tarifas de energía jugaron un papel relevante en el incremento de precios de los productos de consumo masivo.

Eco Go también destacó la consolidación de una inflación del 9% para el mes de mayo, lo que marca el inicio de otro régimen inflacionario para el resto del año. Por su parte, la consultora C&T proyectó una inflación cercana al 8,5% para mayo, tras haber registrado una variación del 7,6% en abril.

Estas estimaciones revelan una preocupante aceleración en la inflación en Argentina, lo cual plantea desafíos para la estabilidad económica y el poder adquisitivo de los ciudadanos. Las autoridades y los analistas económicos deberán buscar soluciones efectivas para controlar y reducir la inflación, evitando el impacto negativo en la economía y en la calidad de vida de los argentinos.

Need Help? Chat with us